Criticas




Pierre Courcelles, Crítico de arte francés


1985
« Las obras que Ossaba ha presentado en la Bienal de París 1985 no solo son portadoras de un fuerte sentido crítico, sino también de una fuerte acción pictórica, en « El Balcón » y « El Desayuno sobre la hierba » de Manet (que él titula de Ossaba a Manet), se percibe algo parecido a la rabia que deja al espectador perplejo, como si se diera en su trabajo odio y amor al mismo tiempo. Ossaba nos desmitifica con una ironía descarnada, los maestros de nuestra historia pictórica, mostrándonos que son solamente sujetos a pintar y no sujetos de respeto como nosotros los concebíamos, preparándonos a revalorizar nuestros esquemas y convenciones. Ossaba nos da otra visión sobre nuestra cultura e historia, revelándonos que ellos no pueden ser sino lo que son: dominantes. Él nos dice en su pintura, que la pintura pertenece a todos los pintores de todos los países, que las fronteras artísticas no son sino males menores ».


1987
« Un sábado de septiembre, en Ermont Mario, María Piedad y Júpiter toman el sol en el jardín al lado del taller, Júpiter tiene casi dos meses y es la incontestable gloria de su padre, es el sujeto casi único de sus ultimas pinturas. Ossaba pinta hace algunos meses inmensas « Madonas » con o sin hijo al seno. Pintura que glorifica la naturaleza. Como si esta, la mujer y el niño fueran una sola cosa. Es sin duda el pensamiento profundo de Ossaba que busca a través de la pintura el sentido de la vida. Ese sentido uno lo descubre también en otras obras donde el paisaje esta dominado por una inmensa rueda de carreta, rueda de la vida, rueda del destino, símbolo de la redondez del vientre de la mujer y de nuestro planeta. Signo de la presencia del hombre ».


1994
« Este pintor iconoclasta viola con jubilación el patrimonio artístico europeo - él que tanto lo ha estudiado - Las imágenes que nos propone poseen paradójicamente, calma y serenidad en esta muestra reunida bajo el título "Un día en el campo ».

Pierre Courcelles