Cronología: 1991- 1995


1991

« Aspekte » Galería Ruta Correa - Zúrich, Suiza. Exposición colectiva de artistas Latinoamericanos.

  La embajada de Colombia lo invita a representar al país junto con Vejarano, Tavera y Aguirre en la

« Die Kunst am Rechten Fleck.Art Hamboug. Internationale Kumstmesse » (Feria Internacional de Arte Contemporánea de Hamburgo). Obtiene criticas positivas de la prensa y la TV. alemana. En la revista 'Cancillería de San Carlos' aparece la ilustración de una de sus 'Madonas"'y una reseña.


Inauguración oficial del Museo Provincial Palacio del Junco. Matanzas Cuba.

Participa a la FIAC 91 de París (Feria Internacional de arte contemporánea), con los artistas de planta de la Galeria Fred lanzenberg.

1992
Como un homenaje a Buñuel la Galería Alonso Arte de Bogotá, organiza una muestra colectiva e itinerante de 81 Cajas Eróticas: « El Secreto de las Cajas de David ».  Ossaba concibe para esta muestra que conlleva la magia del secreto (abrir y descubrir en su interior sueños eróticos), su obra titulada

« La Teta Divina », en la que María Piedad durante dos horas deja al látex tomar la forma de su seno, para luego ser vaciada en yeso. Durante dos meses la caja fue curada con perfumes porque para Ossaba el color, el olor y la forma son inseparables. Esta gran muestra se exhibió en Bogotá entre el 2 y el 25 de Junio y visitó luego algunos países de América y Europa.

Es seleccionado para participar al Premio Talentos. Reconocimiento a la excelencia de Colombia en el Exterior. Es en junio de 1992 y dentro del marco de la celebración del quinto centenario del Descubrimiento de América que Dinners Club de Colombia crea el Premio Talentos. El propósito de éste premio es el de reconocer y exaltar la labor de quienes enaltecen a Colombia en el exterior; aquellos que hallan sobresalido con proyección internacional en cualquier campo del saber, teniéndose en cuenta básicamente la trascendencia científica, cultural y social de las obras de los candidatos, la originalidad y vigencia de sus conceptos. La candidatura de Ossaba fue presentada por María Clara Betancur, cónsul de Colombia en París. El Comité directivo del Premio Talentos estuvo conformado por: Belisario Betancur - Presidente -, Noemí Sanín de Rubio, Yesid Castaño, Alberto Casas, Efraín Otero, Eduardo Robayo, José Felix Patino, Alberto Zalamea, Ramón de Zubiría, Hernándo Alvarez y Antonio Robayo. Fueron asesores: Clemente Forero - director de Colciencias- y Víctor Reyes- Director del Icetex.

Invitado de Honor en el 49avo Salón de  « Les Amis des Arts », Sala Yvonne Primptemps, Ermont- France. En ésta manifestación participa con dos grandes formatos:  «Júpiter » 3.60 X 1.51 m) óleo sobre papel y « El Matrimonio de María de Médicis » (2.80 X1.51 m). Mireille Juteau, presidente del Salón, en la presentación del catálogo comenta: « Ossaba hace parte del grupo de artistas colombianos que han venido a trabajar en Francia. Su inspiración, el estilo de sus formas, la riqueza de su color, lo ponen a la altura de un Botero. La pintura de Ossaba es a la vez expresionista y simbólica. Algunas veces hace referencia a las obras del pasado: pintura española de los siglos XVII, XVIII y XIX, como también a la pintura expresionista occidental. Sus obras se encuentran en los museos de varios países y colecciones privadas: Europa, América del Norte y Latina.»

Invitado a participar en la muestra organizada por la Embajada de Colombia en Bruselas. La exposición llamada

« Peintres et Sculpteurs Colombiens d'Europe» se propuso reunir 12 artistas pertenecientes a las últimas corrientes plásticas que vivieran y trabajaran en Europa integrados a la cultura del viejo continente y guardando sus propias raíces. La exposición tuvo la colaboración de la Comuna de Uccle y se realizo entre el 19 y el 30 de noviembre. A esta muestra Ossaba llevo cuatro 'Madonas ' (1.80 x1.20 m).

« Die Kunst am Rechten Fleck 2.Art Hamboug. Internationale Kumstmesse » (Feria Internacional de Arte Contemporánea de Hamburgo)

1993
Comienza a trabajar la serie « Flora », imponentes Madonas vestidas de blanco dentro de paisajes llenos de color

Es seleccionado a participar en la exposición itinerante « France Mongolie Art Contemporain ». Bajo el patrocinio de los Ministerios de la Cultura Francesa y de la Educación Nacional, de la UNESCO y del proyecto

« Estudio Integral de las Rutas de la Seda ». Esta exposición itinerante fue expuesta en La UNESCO, Ermont (Francia) y en la National Art Gallery de Ulaan Baatar (Mongolia). El objetivo de dicha manifestación era el de hacer un intercambio cultural con Mongolia, país mítico por insondable, liberado del totalitarismo, que se abre al occidente y se encuentra en pleno proceso de cambio, para que los artistas de otros países que vivieran en Francia y los mongoles se comunicaran. La famosa escuela « Urga » participó con 17 artistas mostrando el trabajo creativo de varias generaciones de pintores y las tendencias contemporáneas, confrontándose a creadores de Bélgica, Hungría, Polonia, Venezuela, Francia, Japón, Corea del Sur y Colombia.

Ossaba único representante de su país llevo tres Madonas de la serie « Flora » (2 x 2 m), óleo sobre tela.

1994
Los Aeropuertos de París, cuya organización y vocación esta marcada por su formación y su misión es la de promover y proyectar manifestaciones culturales a un publico objetivo y cuantificado, invita a Ossaba a exponer sus obras. Es así como aceptando el desafío del espacio, lo llena de luz y de color con la serie « Las Cuatro estaciones ». El proyecto fue creado para que la obra entrara en una simbiosis e intercambio profundo con el espacio sin que cambiara la naturaleza de su trayectoria, adaptándose al ambiente del viaje, del deambular, del ocio, de la evasión que se puede provocar si se esta en un sitio como éste y la prolongación que se obtiene cuando la pintura abre una ventana hacia otro tipo de evasión.

La magnitud de la intervención en términos del formato, catorce obras de 2 x 2 m, la importancia de la implicación de la misma que lejos de ser intimista se abre a un universo mayor. Todo ese aspecto de generosidad y de apertura, de un espacio pictórico a un gran espacio arquitectónico, en el que el trayecto o la trayectoria y el cambio de « Las Cuatro estaciones » son los elementos constantes sistemáticos. El tiempo cambiara y el sitio de encuentro, de entrada y salida de los viajeros, será el punto constante de esta relación.


« Mi obra se transforma- dice Ossaba-, camina, es una eterna viajera. Esas transformaciones las logro por medio de la luz y del color. Mis personajes transitan a través de los cambios que se operan durante « Las Cuatro estaciones », ellos viven y vibran al ritmo del tiempo».

La critica internacional se pronuncia: « Una obra que transita a través del tiempo y su trayectoria va a la búsqueda de los sentidos": Ossaba sin temor del espacio lo llena y controla sin tener que hacer una ruptura conceptual para crear esta instalación. Existen cantidades de personas que durante las cuatro estaciones circulan y no comunican, la obra de Ossaba es un elemento comunicante y al lado de este elemento se asocia una imagen ».

La Galería Ruta Correa de Friburgo, Alemania, lo invita a participar junto con Octavio Blassi y Francisco Roca a una exposición cuyo tema principal es la comida. Se trata entonces de crear un menú e invitar al publico alemán a deleitarse con la mirada y la sensibilidad. Esta muestra fue llamada « Buen Apetito ». Ossaba creó su menú compuesto de manzanas, panes y peces redondos, jugosos y generosos: 16 pequeños formatos (27 x 35; 38 x 46 cm). La muestra luego fue llevada a Ausgburgo teniendo una buena acogida entre la crítica y el público alemán.

Camilo Cano, cónsul general de Colombia en París, es un amante de las bellas artes. Es así como el Consulado de Colombia además de cumplir sus funciones consulares ofrece toda una gama cultural: conferencias, debates, conciertos y exposiciones. Deseoso de exaltar la labor cultural de aquellos colombianos que han sobresalido con proyección internacional y de hacer conocer los últimos que han llegado, organiza desde hace varios meses un variado programa.

Invita a exponer a Ossaba en sus instalaciones entre el 24 de noviembre y el 15 de diciembre. Para esta muestra Ossaba concibe la serie

« Un día de Campo » compuesta de 27 óleos sobre tela de diferentes formatos (200 x 200; 132 x 99; 120 x 80; 110 x 83; 45 x 94; 57 x 47;40 x 30; 20 x 16 cm.), y una serie de diez botellas (óleo sobre vidrio).

En la obra la naturaleza es predominante, sus personajes llenos de gracia y placer se abandonan a los placeres de la buena mesa, al descanso y al deleite de ese día campestre lleno de luz y color.

Pierre Courcelles comenta en la revista 'Revolutión': « Este pintor iconoclasta viola con jubilación el patrimonio artístico europeo - él que tanto lo ha estudiado - Las imágenes que nos propone poseen paradójicamente, calma y serenidad en esta muestra reunida bajo el título « Un día de Campo ».

1995
«De París a Barranquilla ». Exposición colectiva e itinerante ( París Consulado de Colombia, Barranquilla Salón Cultural de Avianca, París UNESCO), patrocinada por la aerolínea Avianca, Ossaba fue invitado a participar junto con: Arango, Aguirre, Bejarano, Castellanos, Echavarría, Palacios, Viecco y Rocca. Para esta exposición propone su serie « Espíritus Celestes ».


Camilo Racana, Crítico de arte argentino escribe uno de los textos de presentación de la muestra, su titulo « Ossaba pinta Nubes»: Agitado por el soplo de ese viento, arranca las amarras. A su alrededor el revoloteo incesante de mil máscaras que atrapará al vuelo y que las hará suyas. Cambiante y fugaz será señalado, como lo fue COBRA, por el dedo huesudo del bellaco quien les dirá: "ES ÉL".  Mientras Judas le besa la mejilla sus dedos buscan la materia al interior de la forma redonda del traidor. Cráter generoso en lava aún fresca desparramada en la paleta que, Vulcano, el danzarín cojo, unta sobre la tela (esa virgen tratada al cuchillo). El viejo atleta reproduce en cada uno de sus gestos aquel primero que es un 8. Infinito caleidoscopio.  Ossaba pinta nubes, Seres sin rostro: tal vez sus ojos de cíclope avispado aprendieron a ver, en aquella famosa revista, hoy perdida, la materia en lo divino. Y desde entonces lo bello es pintura y la anatomía solo palabra. Así las siluetas de cristal negro recortadas a contraluz que se pasean en la noche bajo el puente, serán las damas pudorosas recortadas y confundidas en la florida pradera. Mientras la noche borra los rostros y la luna ilumina las pupilas, el sol borra los trazos y la nube es la carne. Ossaba se robo el sol. Este es un hijo de Renoir. Es este calima, orfebre y alfarero, quien de niño fue cincelando a fina lama, el padre de Júpiter tonante, quien te ilumina el salón. Zapatero que dijo: No. Condenado a errar lleva en su buque fantasma el saber de su pueblo. Su pueblo de raza mestiza. Oro y barro cocido al fuego fecundo. El renegado no es de ésta tierra. Ni él ni su obra descienden del avión. La línea es larga y sinuosa como una piel que cubre la carne enorme y sensual. El renacimiento de los ángeles: El pintor que pinta con el pincel extanjero. Creaturas que pueblan el pavimento de las ciudades y que gritan como lo escribió el reconvertido de Notre Dame «Yo Osé.»

María Piedad Gómez hace una lectura de su obra y escribe: « La obra de Ossaba es portadora de un fuerte sentido crítico, la descomposición plástica de un gran placer iconoclasta. Su temperamento de fuego, el vigor impulsivo, el gesto provocado, la amplitud del goce, hacen conservar su función crítica abarcando en su trayectoria los valores culturales establecidos. La alegría es conducida con humor y amor hasta los límites de las desmesuras aceptables. Sus formas rotundas se presentan como un goce. Una fantasía con conciencia de ser un poder expresivo que subsistirá porque es imagen. Excepto de tabúes y prohibiciones, sus colores lo dicen todo con una tierna ferocidad, su pasta generosa, casi fogosa se riega en tonos vivos rechazando la agresividad por haber adquirido la certidumbre de su poder expresivo. En su serie « Espíritus Celestes », la naturaleza es predominante y forma parte intrínseca de la expresión. La gracia de sus personajes que no se prevarican: Ángel custodio o de la guarda, ángel de luz, ángel de tinieblas sin candor o inocencia. Al gesto le otorga enorme vitalidad, llevando a su máxima paradoja el valor del retrato conjugando la belleza y el placer. Sus angelotes son el culto ardiente rendido a la belleza o al deshago de la sed humana de crear y vencer. Cuando Ossaba construye, sufre, pone atención a que todo esté en su sitio: forma, relieve, superficie, el porte del ángel o guerrero, la madona, una luna, un sol, una serpiente, un ara, un tambor, un tigre, una flor, una hoja es a la vez simple y colosal como una llama. Desconoce la pequeñez, su emblema la grandeza. A él le es permitido revestir con un vuelo natural la idea justa de una pomposidad brillante, libre y maravillosa »

La prensa y la TV. colombiana le reservan buenas criticas. En el diario 'El Colombiano' aparecen varias reproducciones de sus ángeles y un texto de Gustavo Ospina titulado: « Ossaba pintor de un color asesino ». La cadena cultural de televisión Tele Antioquia le consagra un reportaje.