Cronología: 1981 - 1985


1981
Exhibe su obra en una exposición personal en la « Caixa d'Estalvis Laietana» de Barcelona. En el mismo año Benjamín Montoya Cónsul de Colombia en Barcelona lo invita a exponer en el Instituto de Cultura Hispánica Catalana. En Barcelona descubre la riqueza de la obra de Picasso en su Museo de las Ramblas: parte de su período azul y rosa, de su obra esculpida y grabada. La re-creación de «Las Meninas» de Velásquez y «El Desayuno sobre la Hierba» de Manet, las mismas obras que Ossaba luego re-creara a su manera para la Bienal de Paris de 1985. En Figueras visita el Museo de Dalí y en Cadaqués encuentra al gran maestro del Surrealismo con elque traba una gran amistad compartiendo mágicos momentos Viaja a Italia y se instala un corto periodo en Roma, en sus cartas escribe: «Italia y la Capilla Sixtina. Museo del Vaticano, enormes recorridos, techos singulares, Miguel Ángel y Ángeles; Rafael, Tiziano y Tintoreto; renacimientos renacidos y el Ossaba que se muere de sabores históricos. Florencia y monumentos, electricidad de mecena

tos perdidos, “La Puerta del Infierno” y casi, casi la llegada hasta los cielos...pequeños desmayos... » Es seleccionado para participar en la Bienal de Roma «Citta Eterna»


1982


Es en octubre del 82 que llega a Paris. Comienza su interminable recorrido, vive la ciudad y sus Museos. Su gran pasión El Louvre, durante cuatro años estudia cada sala: « Francia y sus museos monárquicos, Da Vinci, pintura romántica, Ingres demoniaco y maldito, historia...historia. »

Participa en varias colectivas entre otras:

Salon d'Hiver, Museo de Luxemburg,

Paris 1° Salon d'Art Visuel- Vernon-Francia

Les Surindépendants, Paris

Semaine d'Amérique Du Sud, Academia Diplomatique-Paris

30eme Salon International d'Aquitaine-Mauleon, France

Maîtres Contemporaines "Galerie Teliscka-Bordeaux

Créatifs Libre Expression-Quimper/82

2eme Convergence Jeune Peinture et Jeune Expression-Grand Palais

«Lutte et Solidarité avec L’Amérique Latine et les Caraïbes». Organizada por el Consejo municipal de Massy el 26 y el 27 de junio. Parque Urbano de Massy, Francia


Trabaja la serie « Los Estados Generales de la América Latina » obra de gran crítica social.


Viaja al África, visita Malí, Costa de Marfil, Togo, Senegal, Burquina Faso. La visión de la luz, los tonos sepias, ocres, rojizos, los pueblos mimetizados al color de las tierras el desierto del Sahel, las vestimentas, esa otra cultura próxima y lejana a la vez, enriquecen su paleta. « Y que mas puedo decirte-escribe- de este suspiro profundo y prolongado? ¿Recuerdas el color de la tierra de la alfalfa y del pan? si supieras tarde esta de ansiedades ansiosas. El viaje un desvivir profundo. El embrujo de Africa es lejano de un mágico Macondo, pero sin embargo es soportable la lejanía de Macondo cuando ella puede ser cercana.»


Es la experiencia de este viaje que inspira la serie de paisajes que expondrá en el Centro Cultural Ibero-Americano de Burdeos 84.


1983

Postula su obra al 39° Salón de Mayo. Su candidatura es retenida representando a Colombia con Antonio Barrera, su obra es expuesta al lado de la de Jean Miro y de Wilfredo Lam.


Renata Duran escribe un artículo para Lecturas Dominicales de El Tiempo « No es fácil salir adelante artísticamente en Paris, ni se obtiene sin merito una invitación a participar en un Salón que ha sabido detectar la modernidad y la calidad. En la celebración de los 90 años de Miro y al lado de la obra del desaparecido Wilfredo Lam, colgaban impasibles los paisajes de Barrera y los Generales salidos de la ironía de Ossaba. »


François Bahoulet, presidente de la Asociación Nacional de Bellas Artes, lo invita a participar en dicho Salón en el Grand Palais. Es seleccionado por Adami, Atila, Corneille, Ernest-Pignon-Ernest, Messagier, para participar en el « Salon Novembre à Vitry ».


En este mismo año decide como medio de protesta quemar sus obras después de exponerlas.


En ese acto suicida y salvador afirma la purificación. Acto simbolice que causa en el público las más contradictorias reacciones. « Es cierto que al quemar mi obra me suicido un poco, pero también sacudo a alguien y eso merece todas las destrucciones que he hecho de mis trabajos. En esa destrucción, asesino totalitarismos y sistemas ideológicos ».


1984

Participa en una colectiva en la Galería Pluma de Bogotá

El Centro Cultural de Berlín del Este le organiza una exposición personal.

El Centro Cultural Ibero-Americano de Burdeos expone 27 paisajes, recibe críticas positivas de la prensa francesa. Genevieve Larroque en el periódico Sud-Ouest escribe: «Una exposición intensa, dando libre curso al culto de la luz, del sol y de la naturaleza.»


Es en este año que su pintura se inscribe al movimiento de la Transvanguardia. Movimiento creado por el crítico de arte italiano Achille Bonito Oliva. En ese momento la transvanguardia es la sola vanguardia posible. Ella permite al artista la no exclusión de su patrimonio histórico. Haciendo retorno a una figuración subjetiva, después del exceso de teorización de los movimientos conceptuales y marca el principio de la pintura de citación, de la referencia polimorfa a la pintura de los siglos pasados. Ossaba toma como referencia las obras maestras de los impresionistas: Manet, Monet, Fantin Latour, Renoir. Retoma las composiciones del pasado, las pinta a su manera en el presente y las proyecta para el futuro.


El Museo de Arte Moderno La Tertulia de Cali lo invita a participar en el « Salón de Arte Joven Marta Traba ». Envía dos obras: «De Ossaba a Renoir» y «De Ossaba a una de Las Meninas» (2.0 x 2.15 m).


Viaja a Ámsterdam, visita el Museo Van Gogh: « Ámsterdam, girasoles y Van Gogh, cuentos de luces y colores electrificados. Viviendo y muriendo a causa de mi pasión artística.»


Propone su libre candidatura para participar en la selección de la XIII Bienal de Paris. Encuentra al jurado conformado por: Pierre Courcelles, crítico de arte encargado de la comisión internacional de la participación de artistas latino americanos, Achille Bonito Oliva, critico italiano, profesor de historia del arte y creador del movimiento de la transvanguardia del que Ossaba forma ya parte; Gérald Gassiot-Talabot, crítico de arte alemán; Alanna Heiss, directora de PS1 New York; Kasper König, profesor de historia del arte de R.F.A y Anna Tronche curadora de la Bienal.

1985
Seleccionado para participar en la XIII Bienal de París, Ossaba representa a Colombia con María de la Paz Jaramillo y María Teresa Vieco. Presenta cuatro obras monumentales: «De Ossaba a Manet » (2.11 x 1.50 m), a partir de « El desayuno sobre la Hierba »; « De Ossaba a Manet » (2.56 x 1.50 m) a partir de « El Balcón »; « De Ossaba a Manet » (2.21 x 1.50 m) « Sin título» (3.40 x 2.15 m). Pierre Courcelles comenta en una de sus criticas: « Las obras que Ossaba ha presentado en la Bienal de París 1985 no solo son portadoras de un fuerte sentido crítico, sino también de una fuerte acción pictórica, en « El Balcón » y « El Desayuno sobre la hierba » de Manet (que él titula de Ossaba a Manet), se percibe algo parecido a la rabia que deja al espectador perplejo, como si se diera en su trabajo odio y amor al mismo tiempo. Ossaba nos desmitifica con una ironía descarnada, los maestros de nuestra historia pictórica, mostrándonos que son solamente sujetos a pintar y no sujetos de respeto como nosotros los concebíamos, preparándonos a revalorizar nuestros esquemas y convenciones. Ossaba nos da otra visión sobre nuestra cultura e historia, revelándonos que ellos no pueden ser sino lo que son: dominantes. Él nos dice en su pintura, que la pintura pertenece a todos los pintores de todos los países, que las fronteras artísticas no son sino males menores. »


Su trabajo recibe críticas positivas de la prensa y la TV. francesa y alemana. El maestro Rafael Puyana en su artículo titulado « París o la Vía del Parnaso » para Lecturas Dominicales de El Tiempo lo lanza como un valor seguro de la plástica Colombiana:  « La veta de tan rica mina sigue haciéndonos descubrir futuros valores como el antioqueño Mario Ossaba que sorprendió al público parisino con la eclosión de su fuerza colorística en la XIII Bienal de París, organizada por el Ministerio de la Cultura Francesa para mostrar las nuevas figuras internacionales de la generación mas reciente. Ossaba es un nombre que ya se rumora, creando aquel ambiente de expectativa que generalmente anuncia el reconocimiento y el éxito. »


En la Bienal de París su obra es confrontada y expuesta al lado de: Jean Helion y Roberto Matta. Los grupos de La Figuración Narrativa y el Pop Art. representados por Adami, Arroyo, Erro y Rosenquist. La Transvanguardia Italiana con Sandro Chia, Francesco Clemente y Enzo Cucchi. Los Neo-Expresionistas alemanes con Bazelitz, Lüpertz y Polke. La Nueva Figuración francesa con: Combas y Di Rosa. El Retorno a los Mitos y Símbolos con: Gérard Garouste, Jean Charles Blais y Jean Michel Alberola. Los Grafistas americanos dependientes de la Figuración Libre con Keith Harring y Jean Michel Basquiat. La Figuración Norteamericana con David Salle y Julian Schnabel. El Arte Conceptual y el Arte Povera con Tinguely, Ruckviem, Anne y Patrick Poirier.

Como reconocimiento a su labor pictórica, Jack Lang, Ministro de la Cultura Francesa, compra una de sus obras que pasa a formar parte del Fondo Nacional de Arte Contemporáneo del Museo de Arte Moderno de París. Es también Lang quien le adjudica un taller- apartamento en la ciudad de artistas de Ermont al noroeste de París.


El gobierno francés organiza un Carrefour Internacional sobre el tema «Derechos humanos y libertades ». Ossaba es invitado juntos con otros 15 artistas participantes a la XIII Bienal de Paris, para crear in situ un muro. La obra es expuesta en la explanada de Trocadero el 30 y el 31 de mayo. Obra que al añ siguiente será exhibida en la Biblioteca Central del Ministerio de la Justicia de Paris y pasará luego a hacer parte del Fondo Nacional de Arte Contemporáneo.


Viaja a Stuttgart, visita los Museos: « Alemania - escribe - nuevos y modernos museos. Pisos blandos y verdes; nuevos grandes jóvenes pintores en Stuttgart. !Que grandes sueños reales !»


Es en ese mismo año que se genera la necesidad de crear un grupo y Ossaba forma Imagecon Sojo, Tavera, Vejarano, Vieco y Laignele la que será la vanguardia Colombiana de París. Se inician en discusiones sin tregua, visitan sus talleres, los Museos las exposiciones, intercambian conocimientos, crecen.


Es en su taller de Ermont que comienza a agrandarse el grupo, sumándose a ellos Mauricio Cruz, Gabriel Silva, Constanza Aguirre, Darío Restrepo, Ricardo Dávila, Liliana Tafur, Plinio Mendoza, quien luego será el narrador e Ignacio Gómez Pulido que dará los testimonios fotográficos de aquellos partidos dominicales de fútbol que siempre terminaban en tertulia. Fue allí que comenzó la gestación del libro Nuestros Pintores de París de Plinio Mendoza.